miércoles, 28 de abril de 2010

Bob Esponja


¿Qué le impulsa a un ser extraño como yo a crear un blog personal? Existen por la red infinidad de diarios más o menos profesionalizados, que bien buscan el reconocimiento y prestigio del autor, directamente el lucro, o bien una mezcla de ambos. Algunos incluso de contenido interesante. Pero éste no es el caso. Como decía el enorme escultor guipuzcoano Jorge Oteiza, no pienso malograr mi carrera de perdedor con un éxito de mierda.

No cabe duda de que uno de los principales motivos ha sido el aumento de "tiempo libre" por mi cambio de trabajo. Ahora estoy en un centro médico en una "gran empresa", con amplios horarios y escasos pacientes. Paradojas del destino. Poco trabajo y cada vez más tiempo fuera de casa. Y a mí lo que me gusta es el mondongo, la actividad. Es una encrucijada a la que, tarde o temprano, todos tenemos que llegar, y que te estimula a retomar las riendas. Así que he decidido darme un tiempo para la reflexión, valorar posibilidades, estudiar alternativas. Me encuentro pletórico de forma laboral, y sobre todo he perdido el miedo. Ya veremos lo que pasa.

El otro motivo que me ha llevado hasta aquí es el terapéutico. El efecto catártico de poder pensar en voz alta. Poder canalizar mi natural inconformismo de manera formal y con esfuerzo. Porque ponerse a escribir, por lo menos en mi caso, lo supone. Quiero pensar que me hará un poco más civilizado, que es un objetivo que siempre está en mi lista. Eso sí, sin perder mi espíritu revolucionario. Arriba Rumanía y viva Badalona.

Y por último el aspecto más mundano y lúdico. Hablar de lo que me gusta, no hablar de lo que me disgusta, porque me parece un coñazo y un esfuerzo innecesario; compartir algún buen momento, que cada vez son menos y a la vez mejores. Música, motos, vela ligera, cocina y gastronomía, cine, tecnología, lo que vaya surgiendo.

No os doy más la brasa. Este finde me voy a Zamora a la boda de un casi ex-compañero de trabajo (seguimos siendo compañeros en la distancia). Con mi familia y la de mi ex-mujer laboral (cónyuges laborales porque a menudo pasábamos más tiempo juntos que con nuestras parejas), con la que durante años he compartido idas y venidas a empresas de los más variopintos polígonos industriales, horarios imposibles, virguerías para acoplar críos en periodos de vacaciones escolares, y por supuesto, comidas, cenas, cañitas, vinitos y risas. Yo es que soy muy de bodas (ya llevo dos en mis carnes y me parecen pocas) y pienso disfrutar, ponerme hasta las trancas comiendo y "perfumarme" a gusto. Y si es posible (que no lo va a ser), no ponerme muy pesado.

No quiero despedirme sin haceros una encarecida recomendación: los calcetines de Bob Esponja. Nunca serán portada de revista pero han marcado un estilo de vida.
Sed moderadamente buenos y nos vemos pronto.

viernes, 23 de abril de 2010

Efectos colaterales

Esto del blog resulta que tiene efectos colaterales. He tenido ocasión de reencontrar a un buen amigo de la infancia-adolescencia, al que lamentablemente cada vez veo menos y casi siempre en actos sociales poco divertidos. Quiero compartir con todos su recomendable blog: El lateral zurdo. Tenéis su enlace a la derecha. Yo no lo conocía, y ojeando sus entradas he encontrado una referencia a un artículo que escribió para soitu con motivo del fallecimiento de Antonio Vega. Aunque en ocasiones he leído algún artículo en este medio de David de Jorge, el más grande (en todos los sentidos) e irreverente cocinero de la red y la tele, desconocía por completo que mi amigo colaborara con artículos deportivos; ni sigo los deportes ni conocía su seudónimo.

Siempre sospeché que era el mejor (que no mayor) admirador de Antonio. Ahora estoy convencido. En espera de podértelo dar en persona, te mando un abrazo, Nacho.

Os dejo el enlace al mencionado artículo:



Caponata siciliana

Me comentaba mi gran amiga Nata qué contenido iba a tener este blog. No tengo ni idea. No creo que vaya a ser un cuaderno de bitácora clásico. Hablaré de lo que se me ocurra y me pueda parecer de interés para los demás. Hablaré de la vida. Pero no está mal lo de las recetas.



Y hoy os presento una (aclarando que esto no es un gastroblog, ya directamente os dirigo al de mi amiguete Txaber, magnífico y premiado videogastroblog, si es que eso existe). Y de cocina cocina siciliana y napolitana, porque es algo que me apasiona. La presencia de los árabes en estas regiones dejó una impronta en su cocina muy interesante.

Tuve la ocasión hace 2 años de hacer una escala en Palermo con la familia. Pude probar los arancini, etimológicamente 'naranjitas' por su aspecto, que no son más que croquetas hechas con un risoto especiado con azafrán y rellenas del clásico ragú u otros ingredientes, y deliciosas de sabor.

Pero no probé la caponata, receta que ya había practicado en casa en más de una ocasión con desiguales resultados, por lo que quería contrastar sobre todo el sabor de una caponata 'original' con la mía.

Se trata "simplemente" de una ensalada. Pero es la madre de todas las ensaladas. Leí en un País Semanal (no he conseguido encontrar la reseña electrónica), donde preguntaban a los más prestigiosos cocineros del mundo por su elección en el menú de una hipotética última cena, donde Paul Bocuse, ni más ni menos que Bocuse, eligió una caponata. Y no me sorprende. Se sabe que un gran plato tiene que agradar a los sentidos (bueno de sabor y al olfato, agradable a la vista, textura en la boca), pero dentro del sabor, primordial en la gastronomía, Bruno Oteiza mencionó en uno de sus programas, un principio básico de escuela: el equilibrio entre dulce, amargo, ácido y salado. Y la caponata lo consigue.

Si metes "caponata" en Google, la gallina de Barrio Sésamo predomina rotundamente en sus resultados. Y escondida entre las gallinas alguna referencia al plato.

Básicamente se prepara con un par de berenjenas cortadas en dados grandecitos (2-3 cm.) con su piel, desamargada con sal y peso si éste es tu gusto, y fritas en aceite de oliva (qué gran misterio la fritura de berenjenas, malditas chupagrasas). En una cazuela se echan un par de cebollas bien picadas, dos dientes de ajo picaditos, un par de pencas de apio y tres o cuatro tomates picados sin piel ni semillas. Poca sal, pimienta y fuego moderado durante 10 minutos, para que se poche bien sin que la cebolla se dore mucho. En este punto se añaden las berenjenas, un buen puñado de alcaparras de calidad, limpias y secas, otro de aceitunas verdes (he probado diferentes variedades, y me quedo con las denominadas "machacadas", conseguidas en un buen puesto de encurtidos, aunque no se que variedad utilizarán en Palermo); hay quien le añade albahaca u orégano, y corregimos de sal. Por último añadimos una buena cucharada de azúcar y un buen chorro de vinagre (yo utilizo de manzana, me parece menos agresivo que otros, Jamie Oliver en su libro recomienda de hierbas). Unos minutos a fuego moderado y probar, para corregir con vinagre y azúcar hasta conseguir el difícil equilibrio.

Se reposa hasta enfriar y a consumir, preferentemente el día siguiente, espolvoreada con perejil picado. Si me vierais ahora estoy salivando mientras escribo más que el perro de Paulov.

Probad y me contais. Tiene un sabor verdaderamente sorprendente. Es un plato colorido, aunque sobre todo destaca por su sabor.

Vaya tocho me ha quedado. Salud para todos y espero vuestras críticas.

Edito (30.04.2010): He cometido un error (frágil la memoria). Quien eligió una caponata como primer plato para su última cena fue Alain Ducasse (otro de los supergrandes de la cocina), y no Bocuse. Humano es errar. Aquí teneis el enlace: Supercocineros, elpais.com
Edito (21.05.2010): Fotos del paso a paso de mi caponata.

jueves, 22 de abril de 2010

Chet Baker

Voz y trompeta inigualables, autodestruidas (como tantas veces) por la heroína. Recomiendo el documental de Bruce Weber 'Let's get lost'. La música y el personaje, apasionantes.

Classic Moto. Circuito del Jarama 24 y 25 de Abril

Si te gustan las motos clásicas y no tienes nada que hacer este fin de semana, ni te lo pieses, acude a la segunda edición de Classic Moto en el Circuito del Jarama. Tanto el sábado como el domingo podremos disfrutar de exposiciones de motos como de tandas en el trazado donde ver en acción verdaderas motos clásicas.


El domingo se celebrará la denominada "Parada de Campeones", una parrilla formada por campeones y motos que hicieron vibrar a espectadores y circuitos. Para que te vayas haciendo una idea, algunos de los pilotos que participarán en esta Parada de Campeones son Giacomo Agostini y Phil Read.

Precio: 15 pavos para los dos días, o de 10 pavos sólo el domingo, en las taquillas del circuito o en LibroMotor, General Moscardó 8.

Si el tiempo acompaña y alguno os animais, allí nos veremos.

Más información y horarios en: http://www.classicmoto.eu/

martes, 20 de abril de 2010

Amigos Imaginarios: Muñecas rusas

Otra descarga más, siemple LEGAL LEGAL:

Amigos Imaginarios: Muñecas rusas.

Descarga directa desde su página, en el formato y bitrate que prefieras!!!



Habitación 23


E.P. de Habitación 23. Los Nikis del siglo XXI. Descarga completamente LEGAL.

http://www.megaupload.com/?d=WOTXS9NG