miércoles, 28 de abril de 2010

Bob Esponja


¿Qué le impulsa a un ser extraño como yo a crear un blog personal? Existen por la red infinidad de diarios más o menos profesionalizados, que bien buscan el reconocimiento y prestigio del autor, directamente el lucro, o bien una mezcla de ambos. Algunos incluso de contenido interesante. Pero éste no es el caso. Como decía el enorme escultor guipuzcoano Jorge Oteiza, no pienso malograr mi carrera de perdedor con un éxito de mierda.

No cabe duda de que uno de los principales motivos ha sido el aumento de "tiempo libre" por mi cambio de trabajo. Ahora estoy en un centro médico en una "gran empresa", con amplios horarios y escasos pacientes. Paradojas del destino. Poco trabajo y cada vez más tiempo fuera de casa. Y a mí lo que me gusta es el mondongo, la actividad. Es una encrucijada a la que, tarde o temprano, todos tenemos que llegar, y que te estimula a retomar las riendas. Así que he decidido darme un tiempo para la reflexión, valorar posibilidades, estudiar alternativas. Me encuentro pletórico de forma laboral, y sobre todo he perdido el miedo. Ya veremos lo que pasa.

El otro motivo que me ha llevado hasta aquí es el terapéutico. El efecto catártico de poder pensar en voz alta. Poder canalizar mi natural inconformismo de manera formal y con esfuerzo. Porque ponerse a escribir, por lo menos en mi caso, lo supone. Quiero pensar que me hará un poco más civilizado, que es un objetivo que siempre está en mi lista. Eso sí, sin perder mi espíritu revolucionario. Arriba Rumanía y viva Badalona.

Y por último el aspecto más mundano y lúdico. Hablar de lo que me gusta, no hablar de lo que me disgusta, porque me parece un coñazo y un esfuerzo innecesario; compartir algún buen momento, que cada vez son menos y a la vez mejores. Música, motos, vela ligera, cocina y gastronomía, cine, tecnología, lo que vaya surgiendo.

No os doy más la brasa. Este finde me voy a Zamora a la boda de un casi ex-compañero de trabajo (seguimos siendo compañeros en la distancia). Con mi familia y la de mi ex-mujer laboral (cónyuges laborales porque a menudo pasábamos más tiempo juntos que con nuestras parejas), con la que durante años he compartido idas y venidas a empresas de los más variopintos polígonos industriales, horarios imposibles, virguerías para acoplar críos en periodos de vacaciones escolares, y por supuesto, comidas, cenas, cañitas, vinitos y risas. Yo es que soy muy de bodas (ya llevo dos en mis carnes y me parecen pocas) y pienso disfrutar, ponerme hasta las trancas comiendo y "perfumarme" a gusto. Y si es posible (que no lo va a ser), no ponerme muy pesado.

No quiero despedirme sin haceros una encarecida recomendación: los calcetines de Bob Esponja. Nunca serán portada de revista pero han marcado un estilo de vida.
Sed moderadamente buenos y nos vemos pronto.

3 comentarios:

  1. Qué sabe nadie qué lleva a un ser ¿extraño? a publicar un blog ... Lo mismo nos da. Aquí está y vamos a disfrutallo.

    Y tu, a pasarlo bien en Zamora: comer, "perfumarse" y, si es menester, ponerse pesado ¿why not?

    Y joder, que yo no sé quien es bob esponja, pero los calcetines parecen monos monismos

    Beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuanto tiempo libre! ¿Por qué no te da por ayudar en las tareas propias de "mi sexo", cada día mas abandonadas de tu parte?

    A mi también me encantan las bodas, comer y perfurmarme, pero no quisiera verte pesado; ya sabes que en eso eres " the number one".

    Yo en el insti también llevaba esos calcetines blancos, con rayas rojas y azules,tan apropiados para hacer gimnasia y vetados en las entradas de las discotecas... ja ja que recuerdos, pero en mis tiempos no se veia Bob Esponja, personaje que reconozco gracias a mi hijo Pablo.

    Ciao, guapo.

    ResponderEliminar
  3. Tu adorable sobrina, Maite, te conducirá irremediablemente hacia los absurdos caminos de Bob Esponja y sus amigos. Y te llegará a gustar. Como todas las series infantiles de calidad (está si es infantil), tiene mucho trasfondo.

    ResponderEliminar

Con criterios completamente subjetivos, me reservo el derecho a borrar cualquier entrada que considere inadecuada.