miércoles, 26 de mayo de 2010

Rezad a google

Llevo unos días saturado de información después de toda la vorágine de novedades tecnológicas surgidas a raíz de la conferencia I/O de Google 2010. Ya he comentado que tengo claro un futuro de televisión completamente a la carta: veo lo que quiero cuando y como quiero, por supuesto gracias al streaming. Pero estos señores de Mountain View quieren llegar mucho más lejos. Modificando completamente nuestros hábitos. La delgada frontera entre el ordenador como hoy lo conocemos y el televisor se diluye. Llega Google TV.

Son los más grandes en el ámbito de las búsquedas y la publicidad en la red, y han sabido organizarnos desde su página toda la información que normalmente manejamos: mapas y rutas (maps), noticias (reader y news), imágenes (picasa), vídeos (youtube), correo (gmail), calendario y agenda (calendar), libros, documentos, blogs, sitios, mensajería instantánea, traducción, realidad virtual, tanto en el cielo como en la tierra (earth y sky)... donde hay un cacho del pastel se han hecho hueco. Han desarrollado un navegador propio (Chrome), un sistema operativo para diferentes dispositivos (Android). Junto a Adobe son uña y roña en su lucha contra Apple. Ahora saltan de nuevo y quieren llegar lejos. Google es grande.

Y se juntan con otros tres grandes: Intel, Sony y Logitech. El primero pone los procesadores (los Atom han demostrado capacidad suficiente frente a la HD), el segundo la 'pantalla', y el tercero los periféricos (larga su experiencia con Harmony), y en su caso el adaptador externo (caguen, mi supertele LCD HD de mil y pico euros y tropecientas pulgadas de hace dos añitos se ha quedado completamente desfasada...) Y encima tienen a la cadena BestBuy para su distribución (el MediaMarkt norteamericano, pero a lo bestia), y Dish Networks para los contenidos (televisión a la carta, con más de 200 canales en HD, ahí es nada, mientras aquí Bernardo Lorenzo nos sigue palpando los hormogonios). Gran foto la de los CEO's en la ponencia. Ni Reinhard Heydrich y sus colegas en la Conferencia de Wansee. Hilando fino, fino. Google es todopoderoso.

Mi idea es ésta: te sientas cómodamente en el sofá, enciendes el equipo. Tienes acceso instantáneo a tu agenda, correo, redes sociales. Quieres buscar algo, da igual lo que sea: una foto, un programa de televisión, un amigo, una película, un hilo en un foro, un tweet; no importa que esté en la nube o en un NAS. Todo está centralizado y rápidamente encuentras lo buscado. Todo ello amenizado con 'cierta' dosis de publicidad, Google es sabio.

Todo fluye plácidamente gracias al matrimonio Android-Atom: configuras tu pantalla ¿escritorio? con las aplicaciones y widgets que más te gusten (descargables desde el Market). No importa que otros miembros de tu familia sean afines a otras formas de entretenimiento porque cada uno tendrá su propia escena ¿sesión?. Las páginas Web están adaptadas a la navegación en la gran pantalla visualizadas en Chrome, que soporta Flash 10 , VP8 (y HTML5, y WebM, qué más da) gracias al periférico Logitech ¿mando a distancia? o simplemente tu teléfono Android. ¿Una videoconferencia por Skype en alta definición? No hay problema. Google es omnipresente.

Y todo preparado para arrasar este otoño. En Estados Unidos, por supuesto. Mientras aquí, la U.E., mediante su 'Agenda Digital', recomienda promover las inversiones en fibra óptica para garantizar un ancho de banda de 30 Megas en toda la unión para el año 2.020 (cifra ridícula, seguro que en China habrán sobrepasado el Giga, claro que en España ni habremos llegado).

¿Lo disfrutaremos en nuestras casas? Lo veo difícil. Por si las moscas rezad. Rezad a Dios. Rezad a Google.

viernes, 14 de mayo de 2010

3ª Parte: Nigiri-zushi de jamón ibérico con salmorejo ligero


Y llegamos por fin a la última parte, donde preparo wasabi a partir de polvo de wasabi y agua, monto los nigiri de jamón y por último preparo un salmorejo ligero para acompañar el sushi en vez de la clásica salsa de soja.
La receta del salmorejo a continuación del vídeo.



Ingredientes:
2 tomates pelados
1/2 - 1 diente de ajo
100 ml. de agua
1 rebanada de pan
25 ml. de vinagre
100 ml. de AOVE
sal

Triturar (preferiblemente en vaso, en su defecto puede usarse batidora de brazo) el ajo con el tomate, añadir el agua, el pan y el vinagre. Triturar todo y acabar emulsionando con el aceite en chorro fino hasta conseguir la consistencia deseada (de salsa ligera).

jueves, 13 de mayo de 2010

El futuro (incierto) de la televisión

He leído recientemente un artículo sobre el futuro de la televisión en España. El galáctico de Bernardo Lorenzo, director de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria afirma que la televisión interactiva "tendrá que esperar, porque tiene poca o nula presencia". Es como cuando me preguntan: ¿has estado en Kenia?, y yo contesto: varias veces, exactamente una o ninguna. Este pavo parece discípulo de Pere Navarro, otro iluminado al frente de la D.G.T., cuando manipula sus estadísticas y nos sale con afirmaciones fuera de contexto y sin sentido ninguno para justificar sus desaciertos.

Nos han intentado vender la TDT como la panacea. Y es la misma mierda, pero digital. ¿Imagen panorámica, sonido multicanal, subtítulos? Todavía hay cadenas que emiten ya no en panorámico, sino con sonido monoaural. ¿Interactividad? Se referirán a los programas 'llama y gana' porque muy pocos son los receptores que dispongan de ethernet, y mucho menos wi-fi. Eso si no hablamos del pixelado por el bajo bitrate con el que emiten. Hemos conseguido más cadenas para poder bucear hasta aburrirnos en la basura.

Mientras desde la administración van parcheando tarde y mal, y los fabricantes, y en menor medida las cadenas, van adoptando posiciones para pillar su cacho del pastel. Pasamos del CRT al plasma, al LCD y recientemente al LED; de la baja a la alta definición. Ahora llega el turno de la conexión a internet, y próximamente (o sea, ya) el 3D. Y con un mundial de fútbol para animar las ventas. Samsung y LG (de lejos los más grandes en ventas) se pelean por ser los primeros.

Lo que tengo muy claro es que el futuro de la televisión está en la interconectividad, que la transformará en un centro multimedia global. Correo electrónico, noticias, redes sociales y todo tipo de widgets llegarán a nuestra pantalla del salón. Y con ellos la televisión como debe ser: elijo ver lo que quiero en el momento que quiero y de forma inmediata. Y esto se llama streaming. Culpable de que no triunfe el Blu-Ray. Los tiempos del P2P y torrent están pasando, no queremos esperas ni búsquedas desafortunadas. Y está más que inventado. Tenemos al archiconocido YouTube, cuya pega es la falta de control en la calidad y autoría de las obras subidas; Hulu, con grandes acuerdos con distribuidoras y videos de gran calidad; propuestas similares de cadenas como la Sexta con misexta.tv, el malogrado Joost, o Adnstream, con una muy interesante oferta. Los catalanes de InOut tienen listo, en estado de reserva para distribuir a partir de junio, un nuevo PVR con 2 sintonizadores HD y conexión ethernet (opcionalmente wi-fi n) que promete abrir también camino en este sentido al acompañarse de un cuidado servicio añadido, ofreciendo con una buena experiencia de usuario, el acceso al ingente contenido en la red de una forma organizada y natural sin tener que recurrir a un HTPC dedicado en el salón. Yo veo pelis y series de adnstream a pantalla completa en LCD de 37' y con mi ADSL de 3 megas no tengo cortes y la calidad no es mala, muchas veces superior a la que me da, por ejemplo, Antena3 por TDT.

La llegada de Flash 10, que ajusta la calidad del vídeo reproducido en función del ancho de banda disponible será definitiva para su éxito. Y para eso necesitaremos servicios de datos más rápidos y fiables (mierda de ADSL). Pero esto ya es otro tema.



martes, 11 de mayo de 2010

2ª parte: Maki-zushi de jamón ibérico



Jamón-maki para los amiguetes. Segunda entrega de la saga, por la limitación de duración impuesta por YouTube de 10 minutos. He decidido presentar esta receta en vídeo por dos motivos:

Existe una cierta dificultad en la técnica de preparación del maki-zushi. Las fotos en un libro nos pueden orientar, pero siempres resulta mucho más didáctico poder observar a un itamae (mal llamado sushi-man) detrás de la barra preparando sushi. En Japón el sushi se suele comer fuera de casa en bares especialmente dedicados, generalmente sin mesas donde sentarse y con una larga barra detrás de la cual el itamae elabora, sirve y te presenta la cuenta, calculada generalmente de memoria. En Madrid existe un sitio donde se dan estas premisas, Ginza, y que además cuenta con un auténtico kaiten-zushi que a mi hijo le encanta.

Y en segundo lugar porque es una receta original. Una fría noche de diciembre me encontraba comparando aguacate y pepino en el mercado con la idea de preparar unos rollitos california, cuando el dependiente de un puesto cercano me ofreció probar un jamón que promocionaban. Y me surgió la idea de combinar el jamón en la preparación de sushi. Hice un nigiri-zushi con una lámina de jamón y arroz y me gustó el resultado. Luego intenté varios tipos de maki-zushi con tomate y otros ingredientes, hasta conseguir la receta que os presento, similar a un california-maki clásico, con melón en el centro y envuelto exteriormente con finas láminas de jamón. Luego he podido comprobar que existen recetas similares; el restaurante Silk&Soya de la Moraleja (donde se encuentra la chabola que en breve van a expropiar a la Pantoja), tiene un acuerdo comercial con Navidul y prepara un maki similar, que acompaña de aceite de oliva. He encontrado otras recetas, que no me resultan tan atractivas. Y no quiero decir que el maki de Silk&Soya sea bueno, el mío si lo es.

Utensilios:
Esterilla de bambú (makisu). Disponible en el todo-a-cien de tu barrio. Indispensable para enrrollar los maki.

Cuchillo cebollero y puntilla. Puedes usar un carísimo hocho japonés, con el mismo resultado.

Palillos, de madera o plástico, perfectamente sustituibles por los dedos.

Vajilla y menaje japoneses, si vas pasado de presupuesto o te financia Espe Aguirre.



Ingredientes:

Arroz para sushi, preparado en la primera entrega.

Alga nori, de venta en láminas ya tostadas y listas para su uso.

Wasabi. Se vende en polvo o pasta; yo prefiero el polvo por su potencia y sabor.

Melón. Piel de sapo, cantalupo, amarillo; a tu elección, pero maduro y dulce.

Jamón ibérico. Mejor cortado a mano si es para nigiri, y a máquina en lonchas grandes y delgadas si es para maki. La calidad la manda tu presupuesto.

Sal, pimienta y agua con vinagre para humedecer manos y utensilios.



Maridaje:

Té bancha, cerveza, sake, agua, o un buen tinto de crianza. A tu gusto.


Direcciones:

En Madrid existe el la plaza del Presidente Carmona una tienda especializada en productos japoneses llamada Tokio-ya. Tiene sucursal en Barcelona y cómo no, tienda on-line.

Para presupuestos reducidos la calle del General Margallo cuenta con un montón de buenos establecimientos orientales. Si encuentras a un dependiente con el que poder entenderte en castellano, te guiará entre un caos de productos descubriéndote cosas realmente exóticas.


Sigo con dificultades técnicas, no puedo evitar los artefactos en el vídeo. Realizo la edición con Ulead Media Studio y Sony Vegas, y la conversión a Xvid con VirtualDubMod. Acepto consejos y sugerencias.


Próximamente la tercera y última entrega de la saga, esto parece Star Wars. Y como dijo el enorme Constan: "Yo soy tu padre" (chan...chan...chaaaaaaaaan...música de Marcha Imperial). Por cierto, ¿sabíais que el traje de Darth Vader es una copia bastante exacta de una armadura tradicional de samurai?

lunes, 10 de mayo de 2010

1ª parte: Arroz para sushi

Con grandes dificultades técnicas os presento la primera parte de esta receta. Al grabarlo de forma nativa en DV 4:3 y pasarlo a Xvid 16:9, han aparecido artefactos en escenas con movimiento. Intentaré solventarlo en los próximos capítulos.
Me ha parecido necesario empezar la casa por los cimientos, preparando el arroz para el sushi que vendrá a continuación.



Ingredientes:

1 volumen de arroz de grano corto
1 + 1/4 volúmenes de agua
De 1/4 a 1/2 volumen de aderezo para sushi (vinagre de arroz, azúcar y sal en proporción 7-5-1)
1 fragmento de aprox. 5cm. de alga kombu (opcional)

Siguiendo los pasos el resultado es muy satisfactorio. Y próximamente nos ponemos al lío con la receta.