martes, 11 de mayo de 2010

2ª parte: Maki-zushi de jamón ibérico



Jamón-maki para los amiguetes. Segunda entrega de la saga, por la limitación de duración impuesta por YouTube de 10 minutos. He decidido presentar esta receta en vídeo por dos motivos:

Existe una cierta dificultad en la técnica de preparación del maki-zushi. Las fotos en un libro nos pueden orientar, pero siempres resulta mucho más didáctico poder observar a un itamae (mal llamado sushi-man) detrás de la barra preparando sushi. En Japón el sushi se suele comer fuera de casa en bares especialmente dedicados, generalmente sin mesas donde sentarse y con una larga barra detrás de la cual el itamae elabora, sirve y te presenta la cuenta, calculada generalmente de memoria. En Madrid existe un sitio donde se dan estas premisas, Ginza, y que además cuenta con un auténtico kaiten-zushi que a mi hijo le encanta.

Y en segundo lugar porque es una receta original. Una fría noche de diciembre me encontraba comparando aguacate y pepino en el mercado con la idea de preparar unos rollitos california, cuando el dependiente de un puesto cercano me ofreció probar un jamón que promocionaban. Y me surgió la idea de combinar el jamón en la preparación de sushi. Hice un nigiri-zushi con una lámina de jamón y arroz y me gustó el resultado. Luego intenté varios tipos de maki-zushi con tomate y otros ingredientes, hasta conseguir la receta que os presento, similar a un california-maki clásico, con melón en el centro y envuelto exteriormente con finas láminas de jamón. Luego he podido comprobar que existen recetas similares; el restaurante Silk&Soya de la Moraleja (donde se encuentra la chabola que en breve van a expropiar a la Pantoja), tiene un acuerdo comercial con Navidul y prepara un maki similar, que acompaña de aceite de oliva. He encontrado otras recetas, que no me resultan tan atractivas. Y no quiero decir que el maki de Silk&Soya sea bueno, el mío si lo es.

Utensilios:
Esterilla de bambú (makisu). Disponible en el todo-a-cien de tu barrio. Indispensable para enrrollar los maki.

Cuchillo cebollero y puntilla. Puedes usar un carísimo hocho japonés, con el mismo resultado.

Palillos, de madera o plástico, perfectamente sustituibles por los dedos.

Vajilla y menaje japoneses, si vas pasado de presupuesto o te financia Espe Aguirre.



Ingredientes:

Arroz para sushi, preparado en la primera entrega.

Alga nori, de venta en láminas ya tostadas y listas para su uso.

Wasabi. Se vende en polvo o pasta; yo prefiero el polvo por su potencia y sabor.

Melón. Piel de sapo, cantalupo, amarillo; a tu elección, pero maduro y dulce.

Jamón ibérico. Mejor cortado a mano si es para nigiri, y a máquina en lonchas grandes y delgadas si es para maki. La calidad la manda tu presupuesto.

Sal, pimienta y agua con vinagre para humedecer manos y utensilios.



Maridaje:

Té bancha, cerveza, sake, agua, o un buen tinto de crianza. A tu gusto.


Direcciones:

En Madrid existe el la plaza del Presidente Carmona una tienda especializada en productos japoneses llamada Tokio-ya. Tiene sucursal en Barcelona y cómo no, tienda on-line.

Para presupuestos reducidos la calle del General Margallo cuenta con un montón de buenos establecimientos orientales. Si encuentras a un dependiente con el que poder entenderte en castellano, te guiará entre un caos de productos descubriéndote cosas realmente exóticas.


Sigo con dificultades técnicas, no puedo evitar los artefactos en el vídeo. Realizo la edición con Ulead Media Studio y Sony Vegas, y la conversión a Xvid con VirtualDubMod. Acepto consejos y sugerencias.


Próximamente la tercera y última entrega de la saga, esto parece Star Wars. Y como dijo el enorme Constan: "Yo soy tu padre" (chan...chan...chaaaaaaaaan...música de Marcha Imperial). Por cierto, ¿sabíais que el traje de Darth Vader es una copia bastante exacta de una armadura tradicional de samurai?

3 comentarios:

  1. la palabra fascinante la he usao ya?, pos fascinante.

    el crianza lo pondremos las visitas...

    y a comerrrrr.

    ResponderEliminar
  2. Probaré a hacer cocina exótica algún día, pero en mi casa es harto probable que me la tenga que comer yo sola, porque si Jorge no se lleva bien con los alimentos básicos, imagina con los platos del mundo.
    Como estamos preparando un viaje a Madrid para este verano para recoger la tele, ir a Ikea y de paso ver qué os contáis los madrileños, podíamos darnos un garbeo por el sitio que dices y comer o cenar en plan oriental. A mí me gusta lo oriental, y si hay mayoría absoluta Jorge no pone problemas... jejejeje

    ResponderEliminar
  3. Ya podías haberme confirmado lo de la tele. Tienes suerte ¡adjudicada a la señorita!. Y lamento la autocracia gastronómica de tu pareja... pero ya sabes, leña al perro, que es de goma!!!

    ResponderEliminar

Con criterios completamente subjetivos, me reservo el derecho a borrar cualquier entrada que considere inadecuada.