viernes, 25 de junio de 2010

Series, libros y personajes

Acaba el curso escolar, aprietan los calores, comienza la cuenta atrás hacia las vacaciones. También terminan las temporadas de las series en televisión. Este curso, aparte de la incondicional House, he completado las últimas temporadas de Urgencias, he seguido la segunda temporada de True Blood, y he coqueteado sin demasiado interés con Bones y El Mentalista. Recomiendo encarecidamente ver el capítulo 6 de la decimoprimera temporada de Urgencias, titulado "Time of death". Se puede ver perfectamente como un mediometraje, no hace falta conocer nada de la serie. Lo protagoniza magistralmente Ray Liotta, y se llevó el Emmy en el 2005 por su intervención como actor invitado. Yo le hubiera dado un Óscar, ¡qué coño, un Nobel!

Debo ser de los pocos que no ha visto el final de Perdidos; me obligué a completar el visionado de la primera temporada, pero comencé a cansarme hacia el capítulo 5, la cosa ya no daba para más. Iba para microserie, pero la el éxito condujo a la cadena ABC a seguir produciendo capítulos y capítulos a base de flashbacks y flashforwards, complicando el hilo argumental hacia horizontes poco creíbles, porque una isla desierta es una isla desierta. Los "Losties" que leáis esto no os sintáis ofendidos: la serie no daba la talla y vosotros sois unos frikis (dicho desde el cariño que os tengo).

Y también he visto con fruición Flashforward, para mi gusto la serie revelación del año. Normalmente si la serie va precedida de best-seller, la cosa no pinta bien. No conocía previamente la novela cuando me enganché a la serie atraído por una sólida base argumental. Me parece una serie con un gran guión, pocos personajes pero bien definidos y grandiosamente interrelacionados. Y con un gran final. Perfecto, si no pretenden alargar la serie, como parece va a suceder (cosas de las audiencias).

Después del buen gusto que me dejó la serie, he pasado a leer la novela homónima del autor canadiense Robert J. Sawyer. Gran decepción. La idea central es la misma, lógicamente, el resto gira reiterativamente alrededor de la física de partículas, y el lado negro de la historia queda arrinconado y deshilachado. Y el final, decepcionante a más no poder.

Ahora comienzo a leer Niños de tiza, de David Torres (los nacidos en el 66 tenemos mucho talento), por recomendación y préstamo. Gracias reina, presiento que me va a gustar. He leído que en la presentación del libro, Rafael Reig dijo: "refleja el escenario de su infancia en los últimos años de la dictadura, en los que para los niños Franco no era sino un señor con voz de rana y gracias al cual les dieron tres días de fiesta en el colegio”. Me encanta la frase y la suscribo, yo sentí exactamente eso.

También estoy viendo la serie de moda en la red: Malviviendo. No está nada mal para estar hecha de forma casera. Tiene unos protagonistas realmente curiosos y marginales, entre ellos el 'Postillas', un chico que aúna la cleptomanía con la narcolepsia. Un perdedor entrañable propio de Bukowski. Me recuerda a un personaje de la microserie del antigüo Canal + Los güebones, un tipo daltónico y amnésico, explicando su problema ante la cámara.
Si conocéis alguna serie que merezca la pena, espero vuestras recomendaciones. Aprovecharé las pocas semanas que me quedan antes de las vacaciones. Luego apago todo tipo de pantallas hasta el comienzo de nuevo curso. Hala, pues.

miércoles, 16 de junio de 2010

Obsolescencia planificada



Un antropólogo llamado Marvin Harris, tras años estudiando las tribus perdidas de los montes de Papúa, decidió ampliar su estudio hacia sus compatriotas norteamericanos, para en 1981 editar un libro al respecto. En el mismo desarrolla su teoría sobre el materialismo cultural, ahonda sobre el concepto de ciclo vital de los productos, e introduce uno nuevo: la obsolescencia planificada.

Se trata de una premisa de marketing según la cual un producto o servicio se queda obsoleto en un plazo de tiempo determinado previamente por el fabricante o proveedor del mismo. Va mucho más allá de la vida funcional del producto, que puede ser muy larga, dejando al margen casos de fabricantes sin escrúpulos que han podido producir un artículo con un diseño de origen que garantice el fallo del mismo en un plazo concreto, generalmente justo pasado el periodo de garantía ofertado, cuestión que estadísticamente está más que probada. ¿Quién no ha sufrido la avería de un aparato electrónico poco después de finalizar la garantía?. El producto puede tener una vida funcional mucho más larga, pero el fabricante lo sustituirá en el mercado con otro, con especificaciones muy similares al anterior, haciéndolo parecer obsoleto a la vista del consumidor y forzar la compra del nuevo. Esta técnica explota la buena fe del consumidor, que se lanza a la compra del "nuevo y mejor", empujado por una falsa necesidad creada por el fabricante o distribuidor, adquiriendo un producto o servicio que en la gran mayoría de los casos no cumplirá con sus expectativas.

Acaba de terminar el E3 2010 donde hemos comprobado la lucha encarnizada entre los tres grandes del mundo de los videojuegos -Nintendo, Sony y Microsoft- para renovar sus productos con valores añadidos que mejoren la experiencia del consumidor. En el mundo audiovisual, nos intentan vender hoy televisores con tecnología 3D, cuando la realidad es que hasta fin de año no habrá nada en juegos 3D (para PS3), y en amazon, la mayor tienda del mundo mundial en contenido audiovisual, aparece una única película en BluRay3D (y en pre-reserva, no está todavía disponible). Eso suponiendo que quieras gastarte el sueldo en una tele 3D, más el reproductor de BluRay compatible, más las gafas activas para cada miembro de la familia.
Se suponía que con el Mundial de fútbol, tradicionalmente el acontecimiento televisivo que más impulsa la renovación de equipos audiovisuales en el hogar, por fin tendríamos televisión en alta definición. Pues no, a no ser que te estés dejando la pasta en Digital+, con su parabólica, su descodificador y sus cables coaxiales añadidos.

Se acaba de regular por Real Decreto la TDT en alta definición. Muy tarde, tan tarde que han sido los fabricantes los que han marcado las especificaciones técnicas (y no las necesidades reales actuales y futuras) que ya se conocían desde el acuerdo de Junio del pasado año entre los fabricantes de equipos y los distribuidores de señal. Según este Real Decreto, a partir de ahora todos los televisores superiores a 21 pulgadas (cifra que al día de hoy se me antoja ridícula) estarán obligados a incluir un sintonizador de TDT en alta definición. Cosa que ya se venía haciendo desde hace mucho tiempo en países de nuestro entorno, como Francia. El estándar adoptado está basado en MPEG-4/H.264, un codec propietario, es decir, sometido a patentes por un montón de empresas sobre su desarrollo, y aunque por ahora en Europa no se admiten patentes sobre software, éste hecho podría cambiar en un futuro. ¿No habría sido mejor usar un codec libre? Una gran chapuza de largo alcance.

Nos han vendido cientos de miles de aparatos con crípticos mensajes: HDReady, FullHD, DVB, CAM... y asegurándonos una vida útil de al menos 10 años, muy superior a los viejos CRT (no confundamos con el concepto de ciclo de vida, anteriormente comentado y propio del marketing) .

En la actualidad nos podemos encontrar con tres perfiles de televidentes (muy simplificados a efectos expositivos):

  1. Los interesados en programas rosas, disgustados porque han tenido que comprar en el Carrefour un sintonizador de TDT externo para poder ver y escuchar, bajando sensiblemente el volumen del receptor, las zafiedades de Belén Esteban (cuyo único talento conocido es haberse dejado inseminar por un torero) con la misma o peor calidad que antes.
  2. Los cabreados por no poder ver un Mundial en alta definición con su nueva tele plana del Mediamark de 499€, porque "yo no soy tonto", con una calidad muy superior a la habitual, no podemos negar que el salto de SD a HD en retransmisiones deportivas es espectacular.
  3. Un tercer grupo de consumidores más interesados por las nuevas tecnologías e indignados por no poder disfrutar de los contenidos a 1080i que ofrecen todos los países del entorno, como Francia, Alemania, Reino Unido, etc., y resignados a sufrir con envidia la oferta en Estados Unidos (que lamentablemente juega en otra división).
Menos el primer y numeroso grupo, más preocupado por la enésima derrama que tendrá que pagar para adaptar la antena y los amplificadores comunitarios una vez más, el resto se llevará una desagradable sorpresa cuando sintonicen un canal autonómico o estatal en HD (en pruebas, por supuesto), y se encuentren con pantallazo negro, o en el mejor de los casos un críptico mensaje recordando que nuestro televisor no es compatible con la señal emitida.

Yo he renunciado hace tiempo a la tele en directo. Las películas y pocas series que sigo, prefiero descargarlas y verlas cuando quiero. Y si me merece la pena, en alta definición. El pasado fin de semana pude ver el último capítulo de la sexta temporada de House a 720p (Fox la emite a 1080i), unos días antes de su emisión en abierto en Cuatro. Y con una calidad muy, muy superior.

Es lo que pasa cuando se legisla tarde y basándose en las presiones de los grandes fabricantes y distribuidores, transponiendo normativas de otros países que pudieron ser acertadas en su momento, pero que hoy son obsoletas, que esto de la tecnología avanza que se las pela, y de espaldas a las necesidades de los ciudadanos.

Si alguien se ha sentido ofendido, es libre de replicarme en los comentarios. Todos menos Miguel Sebastián, uno que iba para alcalde pero se quedó en mono, que mejor pida cita para consulta con un buen antropólogo, lamentablemente Harris murió recientemente.

martes, 8 de junio de 2010

Lipoatrofia semicircular

La enfermedad laboral de moda. Por las consultas realizadas por algunos compañeros de trabajo y empresas clientes, que exigen su estudio específico en los exámenes de salud laboral a sus empleados, en esta entrada recopilo información suficiente sobre esta patología. Me consta la existencia de casos reconocidos en empresas como AENA, TRAGSA, y algunos bancos. La fiebre ha pasado a la mediana empresa, pero desde mi punto de vista está sobrediagnosticada, como sucedió hace algunos años con la famosa enfermedad de Lyme (el único caso que yo conozco es el que vi en un episodio de House). La consulta a los técnicos de prevención no suele dar grandes resultados, porque las evaluaciones ergonómicas son muy básicas, cuando no inexistentes.
En ausencia de protocolo específico de evaluación y actuación del Consejo Interterritorial, recomiendo la aplicación del protocolo publicado por la Generalitat de Catalunya, impecable.

Definición:
Lipoatrofia semicircular (LS). Atrofia del tejido adiposo subcutáneo, con predominio localizado en cara anterolateral de muslos y antebrazos, en ocasiones también en abdomen; unilateral o bilateral. Relacionada directamente con los edificios de oficinas nuevos y modernos, así como con los nuevos entornos de trabajo.

Historia:
1974. Relacionada por primera vez con edificios en tres pacientes, por dos médicos alemanes, Gschwandtner y Munzberger.
1981. Aparece en Reino Unido, descrita por dos dermatólogos del ST. Bartholomew´s Hospital, de Londres (Karkavitsas y Millar). Publicado en el British Journal of Dermatology.
1981 – actualidad. Descritos nuevos casos en Bélgica, Italia, Francia…
2007. Primeros casos en España. Reconocida por la Generalitat como accidente laboral. Actualmente no se encuentra en el listado de enfermedades profesionales.

Incidencia y prevalencia:
Desconocida en la actualidad dados los pocos estudios realizados. Es una enfermedad rara, parece haber una mayor incidencia en el sexo femenino. De predominio absoluto en personal con labores administrativas en entornos ofimáticos, se ha descrito algún caso en personal de limpieza.

Etiología:
Aunque la causa concreta sigue siendo desconocida, los campos electromagnéticos, la electricidad estática, la humedad relativa y los hábitos posturales por microtraumatismos con los bordes de los tableros de las mesas, juegan un papel en este fenómeno.

Clínica:
Disminución del tejido celular subcutáneo (1 a 5 mm. de depresión) en cara anterolateral de muslos formando un semicírculo de 5 a 20 cm. de longitud a una altura de unos 70-75 cm del suelo, distancia que coincide con la altura media de los muebles de oficina. Piel íntegra. Sin dolor ni sintomatología acompañante.

Diagnóstico:
Siempre por exploración clínica mediante observación directa de las lesiones, si es necesario con apoyo de luz indirecta. La ecografía es innecesaria. En ausencia de otras causas de atrofia de etiología conocida valorar factores de riesgo presentes en el entorno de trabajo: electricidad estática, baja humedad, presencia de muebles con elementos metálicos que hagan de conductores (los objetos metálicos tienen la facultad de acumular electrones en las partes extremas o periféricas de las materias, como patas metálicas de la mesa, cajoneras, soportes, estanterías metálicas, etc.), y por último hábitos de trabajo (posturales) de riesgo.

Diferencial:
Otras causas de atrofias y paniculitis conocidas: lupus eritematoso, esclerodermia, atrofia por inyección local de insulina, esteroides, atrofia por antirretrovirales.

Tratamiento y pronóstico:
Absolutamente benigna y reversible, cura con cambios ergonómicos en el entorno laboral, en 2 o 3 meses , con un límite de 6, en más de un 85% de los casos.

Referencia bibliográfica:
Excelente estudio técnico sobre la etiopatogenia de la Dra. Gloria Cruceta
Revista de la Academia Europea de Dermatología
Protocolo específico de actuación de los departamentos de trabajo y salud de la Generalitat de Catalunya (pdf).

lunes, 7 de junio de 2010

La "amenaza" amarilla

Hoy viajamos a China. Concretamente a Shenzhen, un pequeño pueblo donde hace apenas treinta años el paisaje lo configuraba un inmenso mar de arrozales rodeando un pueblo pesquero. Hoy es uno de los mayores centros financieros y puertos comerciales del país, gracias a la inversión extranjera en empresas de tecnología. Y una de ellas es Foxconn. Hace unos días, Eduald Domenech, responsable de Inout.tv, en un viaje a Shangai para comprobar el desarrollo de hardware de sus nuevos equipos 4G, lanzaba un tweet con la siguiente frase: "China ya no es que impresione, simplemente acojona". Ya decían los Nikis aquello de 'La amenaza amarilla'. Pero hay que matizarlo.
Las cifras son mareantes: la empresa fabrica para Apple su superéxito de ventas, el iPhone. Lo habitual en nuestros días. El gigante Apple subcontrata a la gran tecnológica taiwanesa Foxconn para la fabricación de su producto, en sus factorías chinas, donde emplea a 400.000 personas. Pero espera, que Foxconn llega a los 800.000 trabajadores, porque el grupo matriz también fabrica para Sony, Microsoft y Nintendo, entre otras. Y Foxconn últimamente es muy famosa. Desde principios de año se han producido diez intentos de suicidio en la fábrica de Shenzhen, con el resultado de ocho trabajadores fallecidos. La cosa empezó el pasado mes de Julio, cuando un empleado de la fábrica se suicidó después de ser interrogado tras la pérdida de un prototipo del conocido teléfono de la manzanita (ya hubo otros sucidios anteriormente pero éste hizo saltar a la liebre). Al parecer fue interrogado con métodos "poco apropiados". Apple confirma la muerte, se muestra muy triste y compungida, espera resultados de una investigación y pide a sus proveedores 'respeto y dignidad en el trato a sus empleados'. Eso sí, ellos no están dispuestos a perder ni un céntimo de beneficios, por algo fabrican en china. Nota de prensa, problema resuelto.

Y se van sucediendo más suicidios. Unos se cortan las venas, otros se envenenan, hay quien opta por colgarse en los baños... los más son menos creativos y saltan desde las ventanas. Un avispado periodista chino decide infiltrarse en la empresa para averiguar de primera mano lo que está pasando. Relata abusos físicos y psíquicos a los empleados, míseros salarios; horarios y condiciones de trabajo extenuantes; contacta con un empleado que después de seis meses de trabajo no conoce el nombre de sus compañeros de dormitorio (al parecer también duermen en la propia empresa) incapaz de comunicarse con nadie tras finalizar su agotadora jornada laboral.

Foxconn intenta quitarle hierro al asunto, y comenta que su índice de suicidios es 'estadísticamente razonable en una empresa de esas dimensiones'. Pero la noticia está en todas partes. Interviene, cómo no, San Steve Jobs, renacido de sus cenizas tras un cáncer de páncreas y un transplante hepático, quien tras un 'no somos responsables', anuncia que investigará las condiciones laborales en la fábrica china.

El cliente es el cliente (super-mega-maxi-cliente), y Foxcomm empieza a dar pasitos. Promete instalar redes de seguridad en los edificios y construcción de instalaciones deportivas y culturales para los trabajadores. Ante la presión de los medios decide ir más allá: contratar monjes budistas para que ahuyenten la mala suerte que supuestamente sufre la empresa y 2.000 psiquiatras y consejeros psicológicos para intentar detener la ola de suicidios. Los psiquiatras cobrarán un salario anual de entre 25.000 y 75.000 dólares al año, cuando los trabajadores de las fábricas de la firma cobran un sueldo base anual de unos 1.750 dólares. Espeluznante.

La indignación que provocan estas noticias obligan a la empresa a prometer un incremento de salario de un 30% apartir de Julio, pero los suicidios continuan. Y hoy promete un nuevo incremento salarial 66% a partir de octubre, lo que significa que el sueldo base mensual de un operario alcanzará entonces los 245 euros (110 actualmente). Según la empresa, esto permitirá a los trabajadores hacer menos horas extra y por lo tanto reducir significativamente su estrés. El beneficio global del grupo podría verse reducido en un tercio, y las acciones de Hon Hai Precision Industry (matriz de Foxconn), se desplomaron un 5,62% en la Bolsa de Taiwan.

Mientras, San Jobs aununciará esta tarde en el WWDC 2010 su iPhone 4G, mientras el iPad, artilugio de dudosa utilidad, está agotado por la gran demanda en medio mundo. Notición para mañana en todos los blogs tecnológicos, y presumiblemente subida en bolsa de Apple. Estamos jodidos.

miércoles, 2 de junio de 2010

Cuídate

El miércoles pasado asistí a la reunión de antiguos alumnos del colegio. Era la primera vez desde que finalizaran mis estudios en el centro, por diferentes motivos nunca me llegó la invitación. Esta vez, gracias a que un nutrido grupo de compañeros (y qué cojones, grandes amigos) nos reunimos periódicamente y me han informado del asunto, he decidido asistir. Y ha resultado mucho mejor que las correosas cenas y comidas de empresa. Valgan estas líneas como crónica del suceso.

Es una ocasión estupenda para divertirse si te liberas de fantasmas y prejuicios y te llenas de sentido del humor. Recordé una mediocre comedia titulada 'Romy & Michele', donde Mira Sobrino y Lisa Kudrow, dos horteras fracasadas sin talento alguno (a quién me recuerda ésto...), acuden supermaqueadas a la fiesta de antiguos alumnos de su instituto, con los más variopintos inventos sobre sus éxitos. Tienen la ocurrencia de anunciarse como las inventoras del post-it, historia que es rápidamente desmontada. Y parodiando la película, me hice pasar por CEO de Google, alma pensante del Street View, recién llegado desde Mountain View. Para rápidamente desmentirlo, como si fuera un chiste. Porque la verdad, poco importa la vida profesional de cada uno, en el terreno laboral todos somos en mayor o menor medida sobrevivientes. Me parece más interesante la vida personal, sin chismorreo. Muchos divorcios y separaciones, hijos en los más amplios márgenes de edad, algunos todavía aferrados a la soltería. El flujo inevitable del tiempo.

Excelente momento para recordar viejos tiempos, anécdotas de todo tipo, y reencontrarse con viejos amigos, los lazos que se forman en esa etapa de tu vida son fuertes. Me preguntaron varias veces: ¿tú de qué promoción eres?. No conocía la respuesta y tuve que pedir el comodín del público.

También das cuenta del paso del tiempo. Decía Lateral Zurdo que hemos entrado en la segunda parte del partido. Y es cierto. Ya he dicho en alguna ocasión que nosotros (los de sexo masculino) siempre hemos llevado las de perder. En el colegio-instituto éramos niños cuando ellas ya eran mujeres; ahora ellas siguen siendo mujeres estupendas en todos los sentidos, mientras nosotros, físicamente al menos, nos hemos deteriorado sensiblemente. Mis amigas lo desmienten, pero porque nos aprecian, que por algo nos conocemos desde la infancia. Y parece que los viejos profesores, rondando todos la edad de jubilación, hayan hecho un pacto con el diablo. Se conservan razonablemente bien. Esto me confirma que los supuestos disgustos que les dábamos no lo eran tanto, y la existencia del efecto que causa el hecho de que ellos han sido a nuestros ojos siempre adultos. Y a por otra cervecita.

Porque hay que aprovechar la invitación. Barra libre de bebidas y abundantes pinchos. Una tortilla excelente, unas empanadillas aceptables y unas croquetas mediocres (fue comentario general, a mí el puntito industrial tipo 'La Cocinera' no me disgusta). Un tiempo estupendo para disfrutar de la terraza. Sólo faltó 'Paquito el chocolatero' para convertir el evento en una boda perfecta, sin novios, sin compromisos, en camiseta y sin necesidad de hacer un caro regalo a nadie.

En definitiva una gran velada. Una experiencia que recomiendo a cualquiera. La despedida más escuchada fue "cuídate". Pues nada, eso haremos. Y nos vemos en la próxima.